Aunar la producción agroalimentaria y la restauración es fundamental para el desarrollo y proyección internacional de la Dieta Mediterránea

La promoción y defensa de la Dieta Mediterránea ha de ser una prioridad en la política europea para conseguir que nuestra población disfrute de una calidad de vida basada en una alimentación sana y saludable. Así como la necesidad de aunar los sectores de la producción agroalimentaria y la restauración para poder comunicar mundialmente los valores de la Dieta Mediterránea, como patrón alimentario sano y saludable, pero también desde una vertiente cultural, económica y medioambiental, ya que es el modelo más sostenible del planeta. Así lo manifestó, Domingo Valiente, Director de la Fundación Dieta Mediterránea, en la jornada internacional sobre el futuro de la Dieta Mediterránea celebrada en la Expo de Milán.

Una declaración de intenciones que contó con el apoyo unánime de los asistentes al evento organizado por los miembros del proyecto europeo Euromediterráneo, MedDiet, entre los cuales destaca la presencia de la Fundación Dieta Mediterránea en representación de España.

Valiente dirigió el debate entre seis prestigiosos chefs internacionales, representantes de España, Italia, Grecia, Líbano, Egipto y Túnez. En él, se reflexionó sobre la percepción de este admirado patrón alimentario en el mundo y en especial, entre los consumidores cada día más exigentes con la alimentación, ya que buscan una cocina sana y equilibrada, basada en productos de confianza y de estacionalidad, en la que disfrutar y alimentarse se conviertan en la combinación perfecta.

El chef, Quim Marqués, del restaurante El Suquet del Almirall, afirmó con contundencia que la mejor “forma de vivir es la mediterránea”, una herencia que se ha de transmitir a las nuevas generaciones. De aquí la importancia de acordar políticas conjuntas entre los países de la cuenca mediterránea para su salvaguarda y para establecer una comunicación directa y positiva con el consumidor.

El responsable de la Fundación Dieta Mediterránea, añadió que las figuras de los chefs y los restaurantes “se han de potenciar, ya que son los embajadores del modo de alimentarse”, por ello se ha creado el sello MedDiet, como garantía de que el restaurante es sinónimo de calidad sana y saludable.

Valiente concluyó que la base fundamental es la educación como primer paso para difundir las bondades de un estilo de vida mediterráneo y el origen de una buena formación alimentaria para vivir y disfrutar de una mejor calidad de vida.

El Proyecto MedDiet: Dieta Mediterránea y Fomento de Alimentos Tradicionales tiene un presupuesto total de 4.996.972 €, con un financiamiento de la Unión Europea, a través del Instrumento Europeo de Vecindad y Asociación (Programa IEVA CT Cuenca Mediterránea), de 4.497.275 €.

Usamos cookies. Esta configuración es obligatoria para usar nuestro sitio web. Después de tu aprobación, esto nos ayuda a mostrarte el idioma correcto. También analizamos tu comportamiento de navegación de forma anónima con Google Analytics. Puedes consultar nuestra política de privacidad aquí.