Zanahoria confitada gratinada con parmesano

DificultadPrincipiante
Productos4 Personas
Tiempo de preparación20 minsTiempo de cocción1 hr 10 minsTiempo Total1 hr 30 mins
 1200 grs de zanahorias
 1 cebolla pequeña picada
 20 grs de cebollino picado
 Tomillo fresco picado
 Cilantro fresco picado
 25 grs de parmesano rallado
 2 cs de miel (preferiblemente de romero)
 Sal, pimienta
Para la masa de parmesano
 60 grs de maicena
 70 grs de mantequilla a temperatura ambiente
 125 grs de parmesano rallado
1

Precalentamos el horno a 180ºC.

2

Antes de todo, preparamos en un bol la masa de parmesano mezclando los 70 g mantequilla cortada a trozos, los 60 g de maicena y los 125 g de parmesano rallado. Preferiblemente mezclar con los dedos. Reservamos en la nevera.

3

Después, empezamos por lavar y pelar las zanahorias. Luego, las cortamos en rodajas finas y, en un bol, las mezclamos con la cebolla, cebollino, tomillo y cilantro picados, y la miel. Salpimentamos y reservamos.

4

A continuación, disolvemos los 20 g de maicena con los 200 ml de leche. Derretimos los 40 g de mantequilla en una cacerola y vertemos la mezcla de maicena y leche. A fuego lento removemos suavemente hasta que se espese la bechamel.

5

En una fuente para horno con aceite de oliva virgen extra untado por la base; extendemos y repartimos la mezcla de las zanahorias. Vertemos la bechamel y luego recubrimos con la masa de parmesano por encima.

6

Dejamos que se cocine durante 1h aproximadamente y controlamos el gratinado. Dejamos unos minutos más si hace falta.

Categoría

Ingredientes

 1200 grs de zanahorias
 1 cebolla pequeña picada
 20 grs de cebollino picado
 Tomillo fresco picado
 Cilantro fresco picado
 25 grs de parmesano rallado
 2 cs de miel (preferiblemente de romero)
 Sal, pimienta
Para la masa de parmesano
 60 grs de maicena
 70 grs de mantequilla a temperatura ambiente
 125 grs de parmesano rallado

Instrucciones

1

Precalentamos el horno a 180ºC.

2

Antes de todo, preparamos en un bol la masa de parmesano mezclando los 70 g mantequilla cortada a trozos, los 60 g de maicena y los 125 g de parmesano rallado. Preferiblemente mezclar con los dedos. Reservamos en la nevera.

3

Después, empezamos por lavar y pelar las zanahorias. Luego, las cortamos en rodajas finas y, en un bol, las mezclamos con la cebolla, cebollino, tomillo y cilantro picados, y la miel. Salpimentamos y reservamos.

4

A continuación, disolvemos los 20 g de maicena con los 200 ml de leche. Derretimos los 40 g de mantequilla en una cacerola y vertemos la mezcla de maicena y leche. A fuego lento removemos suavemente hasta que se espese la bechamel.

5

En una fuente para horno con aceite de oliva virgen extra untado por la base; extendemos y repartimos la mezcla de las zanahorias. Vertemos la bechamel y luego recubrimos con la masa de parmesano por encima.

6

Dejamos que se cocine durante 1h aproximadamente y controlamos el gratinado. Dejamos unos minutos más si hace falta.

Zanahoria confitada gratinada con parmesano