Potaje de vigilia

DificultadPrincipiante
Rendimiento4 Raciones
Prep Tiempo1 hrTiempo de cocinado50 minsTiempo total1 hr 50 mins
 500 g garbanzos cocidos
 200 g bacalao desalada
 400 g espinacas
 1 huevo cocido
 1 cebolla
 1 tomate
 1 diente de ajo
 1 rebanada de pan tostado
 1 tsp pimentón dulce
 ½ tsp cominos en grano
 vinagre
 aceite de oliva
 sal
1

Ponemos los garbanzos en remojo, en agua caliente con sal, la noche anterior. El bacalao lo desalamos en agua fría 24 horas antes de elaborar el potaje, cambiando el agua cada 8 horas. Una vez desalado el bacalao, retiramos la piel y las espinas y desmigamos.

2

Metemos los garbanzos en una cazuela y los cubrimos de agua caliente hasta un dedo por encima. Llevamos a ebullición. Mientras, sofreímos la cebolla cortada finamente y el diente de ajo pico en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva. Cuando empiecen a estar dorados, añadimos el tomate rallado. Salpimentamos al gusto.

3

Añadimos las espinacas a los garbanzos. Removemos y dejamos que hierva a fuego suave durante 5 minutos. Agregamos el sofrito a la cazuela y mezclamos.

4

En un mortero, majamos el pan tostado con la yema cocida de huevo, sal, comino, pimentón y un chorrito de vinagre. Cuando sea como una pasta, lo añadimos a la cazuela y mezclamos bien. Añadimos el bacalao desmigado a la cazuela con los garbanzos y las espinacas y cocemos 5 minutos.

5

Servimos el potaje acompañado de la clara de huevo picada.

Categoría

Ingredientes

 500 g garbanzos cocidos
 200 g bacalao desalada
 400 g espinacas
 1 huevo cocido
 1 cebolla
 1 tomate
 1 diente de ajo
 1 rebanada de pan tostado
 1 tsp pimentón dulce
 ½ tsp cominos en grano
 vinagre
 aceite de oliva
 sal

Instrucciones

1

Ponemos los garbanzos en remojo, en agua caliente con sal, la noche anterior. El bacalao lo desalamos en agua fría 24 horas antes de elaborar el potaje, cambiando el agua cada 8 horas. Una vez desalado el bacalao, retiramos la piel y las espinas y desmigamos.

2

Metemos los garbanzos en una cazuela y los cubrimos de agua caliente hasta un dedo por encima. Llevamos a ebullición. Mientras, sofreímos la cebolla cortada finamente y el diente de ajo pico en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva. Cuando empiecen a estar dorados, añadimos el tomate rallado. Salpimentamos al gusto.

3

Añadimos las espinacas a los garbanzos. Removemos y dejamos que hierva a fuego suave durante 5 minutos. Agregamos el sofrito a la cazuela y mezclamos.

4

En un mortero, majamos el pan tostado con la yema cocida de huevo, sal, comino, pimentón y un chorrito de vinagre. Cuando sea como una pasta, lo añadimos a la cazuela y mezclamos bien. Añadimos el bacalao desmigado a la cazuela con los garbanzos y las espinacas y cocemos 5 minutos.

5

Servimos el potaje acompañado de la clara de huevo picada.

Potaje de vigilia

Usamos cookies. Esta configuración es obligatoria para usar nuestro sitio web. Después de tu aprobación, esto nos ayuda a mostrarte el idioma correcto. También analizamos tu comportamiento de navegación de forma anónima con Google Analytics. Puedes consultar nuestra política de privacidad aquí.