Falafel

DificultadIntermedio
Rendimiento4 Raciones
Tiempo de cocinado30 mins
 225 g garbanzos
 1 cebolla grande picada
 1 diente de ajo majado
 sal y cayen molida
 2 cucharada perejil picado
 2 tsp comino molido
 2 tsp semillas de cilantro molidas
 ½ tsp levadura de panadería
1

Deje los garbanzos en remojo toda la noche, bien cubiertos con agua fría, en una recipiente lo bastante grande como para que puedan hincharse. Escurra los garbanzos, póngalos en una cazuela, cúbralos de nuevo con agua fría, llévelos a ebullición y cuézalos a fuego lento 1 hora o hasta que estén tiernos. Aparte la cazuela del fuego y escurra los garbanzos.

2

Precalentar el horno a 190ºC y preparar una bandeja para horno con aceite de oliva.

3

Triture los garbanzos en el robot de cocina hasta obtener una pasta de consistencia granulosa. Añada la cebolla, el ajo, sal, cayena, el perejil, las especias y levadura y tritúrelo hasta mezclarlo todo bien.

4

Deje reposar la pasta 30 minutos y después divídala en 8 porciones iguales. Deles una forma redondeada entre las palmas de las manos, póngalas en una fuente plana y déjelas reposar otros 30 minutos.

5

Coloca las bolas en la bandeja para el horno y presiónalas suavemente para formar una hamburguesa. Unta la superficie con un poco de aceite de oliva, con ayuda de un pincel de silicona. Introduce la bandeja en el horno precalentado y hornéalo durante 25 a 30 minutos. A mitad de cocción, dale la vuelta para que se hagan por el otro lado. Los falafel son bastante delicados, así que hay que tener mucho cuidado de que no se rompan cuando les des la vuelta.

Categoría

Ingredientes

 225 g garbanzos
 1 cebolla grande picada
 1 diente de ajo majado
 sal y cayen molida
 2 cucharada perejil picado
 2 tsp comino molido
 2 tsp semillas de cilantro molidas
 ½ tsp levadura de panadería

Instrucciones

1

Deje los garbanzos en remojo toda la noche, bien cubiertos con agua fría, en una recipiente lo bastante grande como para que puedan hincharse. Escurra los garbanzos, póngalos en una cazuela, cúbralos de nuevo con agua fría, llévelos a ebullición y cuézalos a fuego lento 1 hora o hasta que estén tiernos. Aparte la cazuela del fuego y escurra los garbanzos.

2

Precalentar el horno a 190ºC y preparar una bandeja para horno con aceite de oliva.

3

Triture los garbanzos en el robot de cocina hasta obtener una pasta de consistencia granulosa. Añada la cebolla, el ajo, sal, cayena, el perejil, las especias y levadura y tritúrelo hasta mezclarlo todo bien.

4

Deje reposar la pasta 30 minutos y después divídala en 8 porciones iguales. Deles una forma redondeada entre las palmas de las manos, póngalas en una fuente plana y déjelas reposar otros 30 minutos.

5

Coloca las bolas en la bandeja para el horno y presiónalas suavemente para formar una hamburguesa. Unta la superficie con un poco de aceite de oliva, con ayuda de un pincel de silicona. Introduce la bandeja en el horno precalentado y hornéalo durante 25 a 30 minutos. A mitad de cocción, dale la vuelta para que se hagan por el otro lado. Los falafel son bastante delicados, así que hay que tener mucho cuidado de que no se rompan cuando les des la vuelta.

Falafel
Crema de pepino
Siguiente entrada del blog

Usamos cookies. Esta configuración es obligatoria para usar nuestro sitio web. Después de tu aprobación, esto nos ayuda a mostrarte el idioma correcto. También analizamos tu comportamiento de navegación de forma anónima con Google Analytics. Puedes consultar nuestra política de privacidad aquí.