Pizza con tomate, queso y albahaca

By 5 agosto, 2019 HOME, RECETAS
DificultadIntermedio

Rendimiento4 Raciones
Prep Tiempo25 minsTiempo de cocinado20 minsTiempo total45 mins
Para la masa
 500 g harina
 25 g levadura fresca de panadería
 250 ml agua templada
 1 tsp sal
 una pizca de azúcar
Para el relleno
 1 kg tomates maduros
 250 g queso mozzarella de barra, en lonchas o rallado
 4 cucharada queso parmesano rallado (opcional)
 1 ramita de albahaca fresca o de orégano
 sal
1

Disolvemos la levadura en una taza con un poco de agua templada. Pasamos la harina por un tamiz y formamos una especie de volcán sobre la superficie de trabajo. Añadimos la sal, el azúcar, la levadura disuelta y 2 cucharadas de aceite en el centro, y después amasamos con la yema de los dedos, mientras añadimos poco a poco el agua restante.

2

Seguimos amasando enérgicamente durante unos 5 minutos, hasta que la masa adquiera una textura suave y elástica. La ponemos en un recipiente, tapándola con un paño limpio y la dejamos reposar en un lugar templado durante 1 hora, hasta que duplique su volumen.

3

Pelamos los tomates, si lo deseamos. Los cortamos en dados y los dejamos escurrir en un colador para que pierdan el exceso de agua.

4

Enharinamos la superficie de trabajo y, con la ayuda de un rodillo, extendemos la masa, formando un disco o un rectángulo de 3 a 5mm de groso, y la colocamos sobre una placa de hornear forrada con papel sulfurizado.

5

Distribuimos los tomates sobre la mesa, cubrimos con mozzarella, espolvoreamos con el parmesano, si deseamos, y sazonamos con una pizca de sal.

6

Precalentamos el horno a 250ºC y cocemos la pizza durante 15-20minutos, hasta que la mase esté dorada. Retiramos del horno, distribuimos por encima las hojas de albahaca u orégano y rociamos con de aceite de oliva

Categoría

Ingredientes

Para la masa
 500 g harina
 25 g levadura fresca de panadería
 250 ml agua templada
 1 tsp sal
 una pizca de azúcar
Para el relleno
 1 kg tomates maduros
 250 g queso mozzarella de barra, en lonchas o rallado
 4 cucharada queso parmesano rallado (opcional)
 1 ramita de albahaca fresca o de orégano
 sal

Instrucciones

1

Disolvemos la levadura en una taza con un poco de agua templada. Pasamos la harina por un tamiz y formamos una especie de volcán sobre la superficie de trabajo. Añadimos la sal, el azúcar, la levadura disuelta y 2 cucharadas de aceite en el centro, y después amasamos con la yema de los dedos, mientras añadimos poco a poco el agua restante.

2

Seguimos amasando enérgicamente durante unos 5 minutos, hasta que la masa adquiera una textura suave y elástica. La ponemos en un recipiente, tapándola con un paño limpio y la dejamos reposar en un lugar templado durante 1 hora, hasta que duplique su volumen.

3

Pelamos los tomates, si lo deseamos. Los cortamos en dados y los dejamos escurrir en un colador para que pierdan el exceso de agua.

4

Enharinamos la superficie de trabajo y, con la ayuda de un rodillo, extendemos la masa, formando un disco o un rectángulo de 3 a 5mm de groso, y la colocamos sobre una placa de hornear forrada con papel sulfurizado.

5

Distribuimos los tomates sobre la mesa, cubrimos con mozzarella, espolvoreamos con el parmesano, si deseamos, y sazonamos con una pizca de sal.

6

Precalentamos el horno a 250ºC y cocemos la pizza durante 15-20minutos, hasta que la mase esté dorada. Retiramos del horno, distribuimos por encima las hojas de albahaca u orégano y rociamos con de aceite de oliva

Pizza con tomate, queso y albahaca

Usamos cookies. Esta configuración es obligatoria para usar nuestro sitio web. Después de tu aprobación, esto nos ayuda a mostrarte el idioma correcto. También analizamos tu comportamiento de navegación de forma anónima con Google Analytics. Puedes consultar nuestra política de privacidad aquí.