Masa para tarta hecha con aceite y fácil de hacer

Rendimiento1 Raciones
Prep Tiempo30 minsTiempo de cocinado10 minsTiempo total40 mins
 5 cups aceite de oliva
 21 cups leche fría
 2 harina tamizada
 15 tsp sal
1

Echar el aceite en un vaso medidor hasta que llegue al nivel de ½ vaso, añadir la leche fría hasta que todo el líquido entero alcance el nivel de ¾ del vaso. Volver a tamizar la harina con la sal en un cuenco. Echar el líquido en la harina, no hace falta que esté bien mezclado ya que si lo está demasiado saldrá una masa dura.

2

Formar una pelota con la masa y partir en dos.

3

Estirar la pasta entre dos hojas de papel encerado (de unos 30 cm2). Para evitar que el papel resbale, humedecer la parte superior de la mesa. Extender la mitad con un rodillo hasta que el círculo llegue a los bordes del papel. Quitar el papel superior. Colocar la pasta, con el papel por la parte de encima, en un molde de 20 o 22 cm.

4

Para una tarta con dos capas, estirar la segunda mitad del mismo modo que la anterior; cortarla para que salga el vapor, colocarla encima del relleno y juntar los bordes de las dos capas. Cocer en un horno precalentado (220ºC) durante unos 40 minutos.

5

Para las capas para tarda, forrar el molde con la masa estirada o bien poner al revés el molde y adaptar la masa sobre la parte inferior. Pinchar la pasta con un tenedor por varios sitios y cocer en un horno precalentado (220ºC) durante unos diez minutos.

6

La masa cruda, estirada y metida en el molde se puede guardar en el congelador. Cubrir con papel de aluminio para evitar la humedad. Para cocer, quitar el papel y poner la masa directamente del congelador al horno precalentado (220ºC) durante entre 10 y 15 minutos.

Ingredientes

 5 cups aceite de oliva
 21 cups leche fría
 2 harina tamizada
 15 tsp sal

Instrucciones

1

Echar el aceite en un vaso medidor hasta que llegue al nivel de ½ vaso, añadir la leche fría hasta que todo el líquido entero alcance el nivel de ¾ del vaso. Volver a tamizar la harina con la sal en un cuenco. Echar el líquido en la harina, no hace falta que esté bien mezclado ya que si lo está demasiado saldrá una masa dura.

2

Formar una pelota con la masa y partir en dos.

3

Estirar la pasta entre dos hojas de papel encerado (de unos 30 cm2). Para evitar que el papel resbale, humedecer la parte superior de la mesa. Extender la mitad con un rodillo hasta que el círculo llegue a los bordes del papel. Quitar el papel superior. Colocar la pasta, con el papel por la parte de encima, en un molde de 20 o 22 cm.

4

Para una tarta con dos capas, estirar la segunda mitad del mismo modo que la anterior; cortarla para que salga el vapor, colocarla encima del relleno y juntar los bordes de las dos capas. Cocer en un horno precalentado (220ºC) durante unos 40 minutos.

5

Para las capas para tarda, forrar el molde con la masa estirada o bien poner al revés el molde y adaptar la masa sobre la parte inferior. Pinchar la pasta con un tenedor por varios sitios y cocer en un horno precalentado (220ºC) durante unos diez minutos.

6

La masa cruda, estirada y metida en el molde se puede guardar en el congelador. Cubrir con papel de aluminio para evitar la humedad. Para cocer, quitar el papel y poner la masa directamente del congelador al horno precalentado (220ºC) durante entre 10 y 15 minutos.

Masa para tarta hecha con aceite y fácil de hacer

Usamos cookies. Esta configuración es obligatoria para usar nuestro sitio web. Después de tu aprobación, esto nos ayuda a mostrarte el idioma correcto. También analizamos tu comportamiento de navegación de forma anónima con Google Analytics. Puedes consultar nuestra política de privacidad aquí.